En esta guía de impermeabilización podrá aprender a identificar humedades que pueden dañar la estructura de su casa o edificio.

El elemento con mayor poder de transformación es el agua, puede abrirse camino por donde menos se espera creando filtraciones que seguirán creciendo si no se revisan y solucionan a tiempo y en construcción es el causante de gran cantidad de problemas estructurales si no se maneja correctamente. Por esto, crear y mantener la impermeabilización de una edificación es de vital importancia.

El mantenimiento de impermeabilización en casas y edificios, puede hacerse cada 5 a 15 años, dependiendo de la calidad de la impermeabilización realizada durante la construcción y de los mantenimientos previos que se hayan hecho, además del tipo de exposición a los elementos que tenga que afrontar.

Vamos a revisar aquí los 4 tipos de humedades principales, cómo identificarlos y que se puede hacer:

  • Humedad por filtración
  • Humedad por fugas
  • Humedad por condensación
  • Humedad por capilaridad

Humedad por filtración

Las filtraciones pueden darse por fugas, capilaridades, estancamientos de agua y condensaciones y habrá que descubrir la causa y arreglarla primero, antes de hacer trabajos de pintura o similares.

Es recomendable en casos complicados, hacer pruebas de estanqueidad en las posibles zonas de entrada, mientras se revisan las manchas, para poder saber si hay respuesta sobre estas.

En superficies inclinadas o verticales, es posible hacer riegos con manguera y difusor, comenzando siempre desde la parte más baja y subiendo hasta la parte más alta.

En superficies horizontales, se prueba inundando las posibles zonas, mientras se revisa la respuesta de la zonas manchadas de humedad.

Puntos críticos de deterioro o daño por filtración:

  • Material de impermeabilización
  • Puntos y empalmes complejos en cubiertas y fachadas
  • Movimiento de tejas o espacios abiertos creados en muros como perforaciones, ventanas o puertas, entre otros
  • Sellado en tubos, juntas, muebles de zonas húmedas
  • Falta de canalización de agua lluvia y de nivel freático

Humedad por fugas

Humedad por fugaSe relaciona normalmente con tubos de agua y la mancha de humedad pueden aparecer sobre la zona en la que se encuentra la fuga si esta no está utilizando la gravedad para su transporte, caso tal la mancha aparecerá desplazada del lugar de la fuga, donde crea la acumulación de agua y se le reconoce por embombamientos de pintura, cambio de color sobre concreto y humedad persistente.

El arreglo de este tipo de fugas requiere por lo general calcular realmente dónde se produjo, abrir para llegar a ella, secar donde haya manchas de humedad y arreglar la falla.

Humedad por condensación

Humedad por condensaciónEsta ocurre cuando en un ambiente con humedad, una superficie más fría  recibe partículas de agua que se convierten en gotas de agua sobre la superficie, como en las ventanas cuando llueve. Se encuentra normalmente en zonas como baños, partes altas y bajas de muros y en general lugares donde se produzcan puentes térmicos, es decir donde la humedad encuentra cambios de temperatura para poderse condensar.

Aunque podría no parecer un problema, en superficies expuestas o porosas puede producir condensaciones intersticiales o internas que pueden penetrar la superficie y producir filtraciones.

Es probable que en épocas de invierno las manchas por condensación sean más visibles y en épocas de verano, es probable que incluso desaparezcan, pero el problema sigue estando ahí.

Además de los problemas en estructura, también puede causar problemas de salud por microorganismos y mohos relacionados con humedad e inevitablemente también presentará problemas estéticos por la aparición de manchas que pueden incluso terminar pudriendo otros elementos y muebles cercanos.

Para poder mejorar el espacio o eliminar el problema hay que disminuir o acabar con la humedad y/o anular los puentes térmicos, especialmente en las zonas donde se crea condensación.

Ventilación natural

Para poder disminuir el nivel de humedad, hay que mejorar la calidad de la ventilación natural del espacio, logrando que el aire externo pueda acceder y extraer el aire húmedo, esto puede conseguirse en muchos casos abriendo puertas y ventanas.

Ventilación mecánica

De no ser posible, se recomienda instalar un sistema de ventilación mecánica, como un ventilador para que ayude a extraer el aire húmedo más rápidamente.

Deshumidificadores

Si no se puede instalar ventiladores y tampoco se puede acceder a una buena ventilación natural, se pueden conseguir deshumidificadores a precios accesibles  que funcionan en espacios reducidos como las habitaciones en una vivienda, por lo que si el problema está extendido en más de un espacio será necesario tener varios o pensar otra solución.

Anular puentes térmicos

Este sistema consiste en disminuir las diferencias de temperatura entre el elemento afectado (pared, techo, placa, columna …) y el ambiente que le rodea, evitando cambios de temperatura por medio de aislamientos térmicos.

Es preferible que el aislamiento térmico sea exterior que es donde se generan los cambios más drásticos de temperatura y consiste en una capa de aislante térmico que podrá revestirse posteriormente.

Este se utiliza normalmente en la totalidad de muros exteriores, protegiendo toda la estructura, por lo que si el problema es en un punto localizado será mejor recurrir una de las soluciones anteriores o a aislantes inyectados a presión entre las cámaras de aire de muros y placas, entre otros o con planchas rígidas donde no se puede inyectar aislante.

Puede pasar que con el aislante inyectado el problema no quede totalmente resuelto por la complejidad de la adecuada penetración en las cámaras de aire y es probable que la condensación se mueva a un lugar adyacente o cercano.

Si los puentes térmicos vienen de las ventanas, será necesario cambiar vidrios normales por vidrios con cámara de aire.

Para el caso de tubos de agua fría se debe destapar el lugar en el que se encuentran y rodear con material aislante.

Humedad por capilaridad

Humedad por capilaridadEste tipo de humedad se produce cuando el agua presente en el suelo es absorbida por las partes estructurales que no están correctamente impermeabilizadas, bien sea por deterioro, daño o desde la misma construcción.

Dependiendo de la porosidad de los materiales y de la presión atmosférica, el agua asciende por los poros (capilares) y podrá llegar más o menos a una altura promedio de un metro desde la base si es en muros, salvo los casos en los que exista algún elemento que aumente el nivel de condensación de humedad, lo que producirá que el agua pueda ascender más o también se reflejará sobe pisos que estén directamente sobre el terreno.

Puede surgir humedad por capilaridad en muros de pisos superiores si están en contacto con una superficie que acumule agua, por su naturaleza o su función, pero también por daños en tuberías y canales o por sistemas de riego o agua de lluvia y en casos muy específicos puede ocurrir por elevación del nivel freático.

Una forma de constatar si tiene que ver con el terreno o con un elemento de la construcción es determinar la velocidad con la que crece la mancha, normalmente si la mancha crece muy rápido (en pocos días hay diferencia) puede ser pista de que se trata de un daño o problema con la edificación, ya que la humedad del terreno hace su trabajo con mayor lentitud (meses, años).

La mancha producida por este tipo de humedad tiene como característica que en la parte superior de la mancha toma una forma ondulada similar a las de las nubes y serán más notorias en muros externos y más contenidas en internos.

A continuación, algunas soluciones para la humedad por capilaridad:

Drenado de agua

Si el problema de humedad está relacionado con la edificación, habrá que encontrar el problema y solucionarlo, pero si el problema es con el terreno será necesario encontrar una solución para drenar el agua, normalmente dirigiéndola a la cisterna de drenaje de la edificación.

Resinas hidrófobas

Si no es posible direccionar y drenar el agua, pueden hacerse barreras de corte capilar en los muros problemáticos inyectando a presión resinas hidrófobas en perforaciones que se hacen en el muro, aprovechando normalmente las juntas horizontales de mortero.

Deshumidificación por electroósmosis

Por último, esta es una solución sólo para el caso de humedad por capilaridad, además va estando en desuso y es altamente debatida por sus bajos resultados, por no solucionar de raíz el problema sino redirigirlo a otro lugar y porque con un corte de energía el problema retorna en mayor grado.

Pero si modificar la estructura o el entorno no es posible, se puede pensar en la deshumidificación por electroósmosis que consiste en cambiar la polaridad del elemento constructivo en problemas para que el agua no pueda ascender por este.

Conclusión

El agua es un elemento que no se puede detener, hay que encausarlo y redirigirlo y los problemas de humedades no deben esconderse, es necesario atacarlos y resolverlos, de lo contrario los problemas seguirán creciendo incluso hasta dañar estructuralmente una edificación.

De hecho esconder una mancha por humedad bajo pintura, cemento, un objeto, etc., puede terminar empeorando el problema ya que se restan posibilidades al elemento constructivo afectado de ventilación y el que no se vea no significa que no esté, significa que aún está haciendo camino hacia alguna superficie libre.

Esperamos que tras leer este artículo, tenga la capacidad de reconocer humedades y filtraciones más fácilmente, que puedan  afectar negativamente su edificación, para poder responder a estos rápidamente.

Si necesita ayuda con la impermeabilización de su casa o edificio, recuerde:
¡Nosotros nos encargamos de todo!
Solicite su visita de evaluación ahora
FacebookWhatsAppTwitterGoogle+Share